SHARE

Uno de los problemas de belleza más comunes es que se esponje el cabello. Esto puede pasar por razones genéticas, naciste con un tipo de cabello muy poroso y al absorber éste la humedad, se esponja. Otra de las razones por las que el cabello se esponja es porque está demasiado seco. El uso excesivo de la secadora, el alisador, la tenaza, tintes, etc. pueden dañar bastante el cabello. Pero para muchas personas, estos objetos son indispensables para arreglarse el cabello.

Cualquiera que sea tu situación, no te desesperes, hay esperanzas. Eso sí­, requiere un poco de esfuerzo y perseverancia de tu parte. A continuación te doy unos tips para resolver tu problema de “frizz”.

Trucos caseros para el cabello esponjado

1. Productos comerciales

Siempre que leo una revista y hablan del frizz del cabello, me gusta leer el artí­culo. Lo malo es que siempre es lo mismo. Te dicen que te compres champú y acondicionador que humecten el cabello, o te recomiendan serums comerciales, etc. Bueno, pues debo decirte lo mismo. Hay varios productos que puedes comprar para combatir el frizz.

2. Enjuague con agua carbonatada (club soda)

Si eres de las personas que no les gusta usar secadora y te dejas el cabello secar al natural, este es un buen remedio para que el cabello no se esponje. Después de que te lo lavas, date un enjuague final con agua carbonatada (agua gaseosa como el club soda).

3. Vinagre de manzana

Este es otro remedio natural muy efectivo para evita que el cabello se esponje. El procedimiento es igual al del agua carbonatada. Te lavas como de costumbre y te das un enjuague final con igual partes de agua y vinagre de manzana.

4. Cerveza

Si tienes el cabello ondulado y quieres acentuar tus rizos, el enjuague final lo debes dar con cerveza.

5. Acondicionador natural

Esta receta es para un acondicionador natural muy eficaz para el cabello reseco. Mezcla 1 taza de mayonesa con 1/2 aguacate hasta que parezca un guacamole. Te lo untas en el cabello y te envuelves la cabeza con una gorra de plástico y encima una toalla caliente. Te lo dejas por 20 minutos y te lo lavas. Repite constantemente una vez por semana.

6. Aceite de coco o aceite de oliva

Estos dos aceites podrí­an convertirse en tus mejores amigos para combatir el “frizz”. Para que el cabello no te quede muy grasoso, frota un poco del aceite de tu preferencia (oliva o coco) en las manos y pásate las manos por el cabello.

7. El alisador caliente

Esta es una herramienta muy efectiva. Eso sí­, asegúrate que sea de cerámica y que antes de usarlo te pongas un producto que bloquee la humedad (moisture block) y proteja el cabello de lo caliente.

Comparte este artículo
SHARE